miércoles, 11 de julio de 2012

Rabos de cereza

En la zona en la que vivo hay muchos cerezos, y dan cerezas super sabrosas. Ahora estamos en temporada. Y apetecen un montón. Hoy he recordado que hace años, no recuerdo porque motivo, pedí a todo el mundo que me guardara rabos de cerezas para hacer infusiones. Así que he vuelto a buscar información, y definitivamente voy a volver a guardar los rabitos y ha tomar sus infusiones. Cuando acabe la temporada igual pruebo a comprarlos ya preparados.

Constituyen uno de los mejores diuréticos vegetales conocidos.
Ayuda a adelgazar sin riesgo de desnutrición o de desequilibrio mineral. Además, tienen la propiedad de atenuar la sensación de hambre.
El rabo de cereza posee una equilibrada combinación de principios activos. Contiene vitaminas A, B1, B2 y C, abundantes minerales: calcio, fósforo, potasio y, particularmente, hierro que ayuda en caso de anemia, y trazas de polifenoles: taninos catéquicos y flavonoides. 

Los flavonoides del rabo de cereza son excelentes antioxidantes y anticancerosos, al igual que sus taninos.

Posee abundantes sales minerales, entre las cuales destacan el hierro y el potasio, que regulan muchos procesos químicos orgánicos, participan en la construcción y regeneración de los tejidos, equilibran el volumen de agua y sangre, regulan el tono muscular y participan en la elaboración de la síntesis hormonal. 

Rico en vitaminas, la vitamina A fortalece el sistema inmunológico y destruye gérmenes. La tiamina o vitamina B1 normaliza las funciones del sistema nervioso, actúa como transportador y coenzima de enzimas en el metabolismo del oxígeno.

La riboflavina o vitamina B2 favorece la absorción de oxígeno en la sangre y la producción de glóbulos rojos. Es importante en la transformación de los alimentos en energía, favorece la absorción de las proteínas, grasas y carbohidratos, permite que las células usen el oxígeno e interviene en los procesos enzimáticos relacionados con la respiración celular, influye en la integridad de la piel, las mucosas y para la buena visión. No se almacena en el organismo, por lo que el exceso se elimina por vía urinaria. Su carencia puede ser motivada, entre otras causas, por regímenes no equilibrados. 

La vitamina C, o ácido ascórbico, posee propiedades antioxidantes que facilitan la salud de los vasos sanguíneos sanos, del colágeno, entre otras respuestas orgánicas.


Se usa como diurético, astringente y pectoral. Indicado para estados en los que se requiera un aumento de la diuresis: afecciones genitourinarias (cistitis, ureteritis, uretritis, pielonefritis, oliguria, urolitiasis), hiperazotemia, hiperuricemia, gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos. 

Buena parte de estas benéficas acciones de los rabos de cereza son debidas a los flavonoides y las sales de potasio que contienen. Estos elementos estimulan la eliminación tanto urinaria como digestiva, limpiando el organismo de las toxinas acumuladas en el cuerpo. 

El rabo de cereza es un remedio para combatir las retenciones de agua y favorecer la recuperación de unas "piernas ligeras" durante el fuerte calor del verano. 

Sus propiedades diuréticas la hacen ser muy útil en los regímenes de adelgazamiento equilibrados, así como para combatir las inflamaciones de las vías urinarias que se producen en las infecciones como la cistitis. 

Al ser diuréticos, los rabos de cereza favorecen la eliminación de los cálculos renales y sirven para tratar las hipertensiones moderadas

Purifica la sangre y es un laxante natural, sobre todo si se ingiere en ayunas o antes de acostarse y es estimulante de la función renal. 

Es beneficioso en caso de estreñimiento crónico debido a pereza o atonía intestinal, ya que poseen un suave efecto laxante y tonificante de todo el conducto digestivo.

La tisana hecha con los pedúnculos o rabos facilita la diuresis y remedia la inflamación de las vías urinarias.

Tiene propiedades tónicas, astringentes, pectorales, febrífugas, sedantes y colabora en evitar los cálculos renales.

En los artríticos y gotosos hará descender sus niveles de ácido úrico en sangre y aliviará sus dolores articulares.

Reduce la inflamación de las vías urinarias (pielonefritis o cistitis), debida a infección crónica o la litiasis (cálculos urinarios).

Se ha utilizado como coadyuvante en el tratamiento de las infecciones urinarias, hiperuricemia, gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos, gripe, resfriados y cardiopatías que no requieran el uso de digitálicos.

Información obtenida en: http://www.hogarsanoynatural.org/Revital/te4E.html

3 comentarios:

  1. Hola!
    Madre mía no tenía ni idea de todo esto! Me parece la mar de interesante y más cuando son remedios naturales :)

    ResponderEliminar
  2. BUENOS DÍAS!!!!!!! ay que alegría que hayas vuelto a escribir!!! bienvenida!!

    superinteresante el tema de hoy!!!!! quiero cerezas yaaaa! :)
    un besote bonita!!!!

    ResponderEliminar
  3. madre mia, no sabia que eran tan buenas!
    gracias por el aporte :D

    un beso
    miscajonesdesastres.blogspot.com

    ResponderEliminar